LA NANA

Captura_de_pantalla_2011-07-20_a_las_10.27.07.pngEs EL tema a la hora de juntarse con amigas, incluso para los hombres aunque no lo admitan, y qué decir para los niños... nadie se salva ni está ajeno, basta que tengas niños, necesites ayuda  o quieras trabajar... la nana. Es una institución, hay hasta película y a pesar de que la mayoría se niega a aceptar que la dependencia es casi absoluta  a estas alturas no nos queda más que asumirlo: las mujeres, el trabajo y los niños tienen su punto de equilibrio en esa persona que te ayuda a salir por la puerta de tu casa tranquila y confiada en que no eres mala madre y ellos se quedan en buenas manos.
El mundo cambia y evoluciona, las sociedades se adaptan a los tiempos y lo que una vez fue fundamental puede que ahora no sea tanto o que lo que antes era impensable ahora es casi lógico. Alguien dijo una vez que la liberación femenina es lo peor que nos ha pasado a las mujeres, que juramos de guata que ganamos independencia, libertad, autonomía y derechos varios pero que en la realidad la cosa se traduce en una multiplicación de responsabilidades y tareas, muchas autoimpuestas, para ser un mujer moderna.
Ya no basta con ser buena mamá, buena señora y básicamente buena persona, ahora hay que ser independiente, hacer deporte, estar siempre actualizada, andar estupenda por la vida, trabajar, supervisar turnos y como si fuera poco, organizar la casa,  que incluye comprar y cambiar una ampolleta, pasando por las compras del supermercado, pagar las cuentas y encontrar a LA persona que te ayude a seguir con los malabares con éxito y sin que ninguna pelota se te caiga.
Hay diferentes escenarios y claramente cada uno elige lo que le acomoda. Aquí les dejamos las combinaciones más comunes y sus posibles soluciones, a ver si alguna les sirve...

RECIÉN CASADOS, la cosa es bien compartida, los dos trabajando, saliendo a la misma hora, él hace la cama mientras tú lavas el desayuno, comen lo que hay o de frentón se reemplaza la comida de la noche por un rico aperitivo, un par de platos y un “No te preocupes, yo lavo”.  Un par de veces a la semana alguien, casi siempre por dato de una amiga que está en las mismas o de tu mamá, va a tu casa mientras no estás, deja todo impecable, algo cocinado, plancha y se va. Todo funciona en base a llamados telefónicos y notitas en el refrigrador. Hasta aquí perfecto e ideal.

LLEGA LA PRIMERA GUAGUA,  
Aquí la cosa cambia radicalmente. Ya en el post natal empieza la frenética búsqueda de “la nana”, la que va a cuidar a tu minúscula guagua. Ya no tiene que ser sólo buena para el aseo y ojalá la cocina, ahora necesitas a alguien que tenga su instinto maternal muy desarrollado, mucha paciencia, que sea criteriosa para determinar qué es más importante: el llanto de la guagua o terminar de planchar las camisas.
Otra alternativa son las salas cuna, una solución para quienes no pueden depender de otra persona para llegar todos los días al trabajo. Los pros; en vez de estar en la casa cuidados por alguien que no siempre se maneja muy bien están a cargo de profesionales de la educación. También está el tema de los atrasos, que no llegó el lunes, que faltó porque estaba enferma, que la micro se quedó en pana o simplemente se quizo ir y que cómo lo haces para contratar alguien nuevo sin dejar a tu guagua de un día para otro con alguien que ni tú ni ella conoce. Los contra; las salidas temprano en invierno, los cambios de temperatura, los contagios y el no saber. No hay que generalizar pero son muchos los casos de negligencia y cuando se trata de guaguas es complicado.

LOS NIÑOS

El escenario se complica a medida que la familia crece. Llegan los niños y se van escapando las posibilidades, el mercado crece y la oferta de nanas baja por lo que la fórmula se complica. Ya no es tan fácil salir con los dos o tres a comer a la casa de unos amigos. Es cierto, la mamá o suegra  te salvan un par de noches al mes pero entre las reuniones del jardín/colegio, cumpleaños varios, compromisos de pega o cualquier evento que sea fuera del horario de trabajo  aparece el drama de con quién los dejo, seguido de que las babysitters que tengo están todas ocupadas, que no me atrevo a dejarlos con alguien que no conozco o simplemente me dieron ganas de ver una película con mi marido o hacer cualquier cosa un poco menos programada y más espontánea y ¡BAM! qué hacemos con los niños.
Es en ese minuto cuando aparece la imagen de la nana puertas adentro.  Hay muchos quienes no están de acuerdo con este sistema porque consideran que las distancia mucho de sus familias, no les acomoda tener a alguien las 24 horas en la casa o les parece un trabajo retrógrado e incluso esclavista.

Pero están también quienes eligen tener alguien trabajando en su casa y que se convierte en parte de la familia y buscan entregarle todas las herramientas posibles para que aparte de vivir para trabajar tenga alternativas  y oportunidades que hagan de su trabajo un lugar de respeto, cariño, buen trato, y consideración.
Claramente en esta etapa hay que bajar las exigencias, mejorar las condiciones de trabajo (horarios, sueldos, beneficios, tareas, etc) y básicamente funcionar como un equipo.
Que tus niños tengan a quién recurrir cuando no estás, que tu casa funcione, que tu vida matrimonial no quede recluida a la mínima expresión y que puedas compatibilizar tu rol de mamá con el de mujer va muy pero muy relacionado con esta mujer que, muchas veces cuesta que llegue pero cuando aparece significa mucho más de lo parece.
Lo más seguro siempre es irse por algún dato recomendado; la amiga, la suegra, la prima, etc. Si toda red falla aquí les damos algunos datos para buscar, es importante pedir y confirmar recomendaciones y si prefieres irte a la segura o necesitas urgente volver a trabajar, te recomendamos pedirle a un psicólogo laboral que le haga un test de personalidad o evaluación psicológica, como en cualquier trabajo.


Hasta aquí las opciones son:

Puertas afuera por el día.
Es lejos lo más fácil de encontrar.
Llega temprano y se va en la tarde, tu bañas, das comida y acuestas niños. Si quieres/tienes que salir en la noche las opciones son; dejarlo donde tus papás, contratar el servicio de Babysitter o repartirse; va uno de los dos y el otro se queda cuidando a la criatura.

Puertas afuera con posibilidades de quedarse.
Llega temprano y se van en la tarde pero en caso de tu necesitarlo se pueden quedar a dormir. Muchas veces se pacta el viernes en la noche fijo y otro día de la semana por definir, eso te ayuda a organizar la semana y te obliga a salir los viernes, lo que no es nada de malo si estamos en plena etapa de recuperar los espacios de pareja post-parto.

Puertas adentro.
Hoy en día estamos claros que la persona que llega a mi casa es alguien que lo más probable (y ojalá) no se quede eternamente sino que esté por un tiempo, para juntar plata y estudiar en el caso de las más jóvenes o bien ahorrar para poner algo propio y criar a sus hijos.
No existe la fórmula perfecta ni el modelo fijo, cada familia sabe lo que necesita y busca, lo importante es entender que es un tema que “viene con el paquete”, que es importante conversar y decidir en familia y sobretodo nunca olvidarse que nuestros niños, como en todo, ven en nosotros el modelo a seguir y mostrarles el trato que queremos que tenga con las personas, sin importar su origen, es nuestra pega.

DATOS::


Parroquia Italiana:
Es una casa de acogida para inmigrantes, las capacitan y les dan alojamiento. Aquí la cosa es ir y describir lo que andas buscando, entrevistas a las candidatas a las que les interesa y si te decides por alguna  se cierra el trato.
¿Dónde? Malaquías Concha N° 0307 - Ñuñoa
Teléfonos: 665 9001 | 665 9113    

buscananas.cl:
Fácil y práctico, por $3.000 pones tu aviso describiendo lo que buscas, por 15 días queda publicado y te llaman las interesadas, ojo que vale la  pena revisar los avisos antes de redactar el tuyo para saber qué poner. Les aconsejamos crear un correo especial para esto para no usar el personal y dar el celular, la mayoría llama y corta para que le devuelvas el llamado.

Supermercado:
en todos, sobretodo los de barrio tienen un mural, publica tus datos y lo que necesitas y espera a que te contacten.
Agencias, funciona llamando a la encargada y describir lo que andas buscando, ella te contacta con algunas candidatas para entrevistar, tienes que pagar una comisión que te da garantía que si no te resulta por algún motivo, te mandan otra. Hay de todo y para todos los gustos y bolsillos, les aconsejamos averiguar con algún conocido que les recomiende alguna.

Aviso en la radio, esto es para las que veranean o viven en provincia,  se publica un aviso en la radio local de los pueblos elegidos describiendo el trabajo y con los datos de contacto, las interesadas se contactan, la primera entrevista es por teléfono y si les interesa a ambas ahí la cosa es tú pagarles el pasaje y entrevistarlas en persona.

Conserjes de edificio, jardineros, guardias de seguridad,
etc muchas veces son los mejores "agentes" recorren casas y tienen más de un dato de personas buscando trabajo o ofreciendo, no se pierde nada con probar...

foto | XSMALLbank

|

Comentarios

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Hello!

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar